PATRIA. LOS UNOS, LOS OTROS Y LOS INVISIBLES.

En este escenario dual de buenos o malos, de victimas o victimarios, de Patria o de Aberria, de bandas y de bandos. Donde si no tomas partido eres un equidistante, un blanqueador del terrorismo o algo peor, siempre se nos olvida un tercer protagonismo: el de Los Invisibles.

Los que no aceptaron que esto era un vencer o morir, los que no se resignaron a vivir en un oscuro país sin salida y sin desfallecer siguieron buscando una luz.

Los que no le negaron el saludo a su vecino cuando les contaron lo de sus ideas radicales, los que siguieron debatiendo con sus compañeros del taller o de la oficina, los que continuaron comprándole el pan al panadero del barrio cuando le pintarrajearon el escupitajo de “facha” en el escaparate, los que no volvían la cara cuando se cruzaban con la viuda del guardia ni con la madre del preso. Los que nunca aceptaron el “que se pudran”. Los que nunca pensaron “algo habrá hecho”.

Y, sobre todo, los que buscaron la paz desde ambas orillas, cada uno desde la suya. Sin buscar ventaja política, sin hacer caja con la violencia, sin crear relatos generalistas. Saltando muros, líneas rojas, prohibiciones, correcciones políticas y disciplinas de partido. Sin callarse ni esconderse.

Gracias pues Txomin, gracias Santiago, Manu, Natxo, Patxi. Gracias Iñaki, gracias Chema, Juan Cruz, Paco, Juan Mari, Paul, Arantza, Julio, Víctor, Ernest, Ainhoa, gracias Jesús, Itziar, Rafa, Elixabete, Pascal, Marta, Imanol, Gemma, Andoni, Maixabel, Michel,…

…gracias a tantas y tantos que fueron los verdaderos hacedores de la paz. Que se negaron a aceptar que el futuro de este país nuestro pudiera ser aquella pesadilla y que por eso también ellos fueron  amenazados, marginados, expulsados, represaliados, arrinconados, encarcelados y hasta asesinados.

Y olvidados. A algunos de estos hasta dentro de otra generación nadie les reconocerá nada. Y a la mayoría de ellos nunca. Nadie escribirá “la novela definitiva” con ellos como protagonistas. Nadie o casi nadie contará con ellos cuando llegue el momento de los reconocimientos.

…y sin embargo ellos, ellas, los Invisibles,  trajeron la paz a nuestro país.

Gukgeuk 200919

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s